Fer Russian (@rosaframbuesa)
_ 11 diciembre, 2017

Llega la Navidad y con ella el frío y la fiestas, las calefacciones a tope, las interminables duchas con agua muy caliente, las largas sesiones con el secador, la plancha y los maquillajes a prueba fiestas… todo junto con excesos de comilonas y trasnochar, que hacen que nuestra piel y el pelo se resientan, a pesar de que nos lo pasemos tan bien de celebración en celebración.

 

Por esta razón es importante ajustar las rutinas de belleza para cuidar nuestro cuerpo, piel y pelo e incluir productos específicos para que luzcan mejor que nunca, y me gustaría compartir contigo algunos de mis consejos para cuidar la piel y el cabello en Navidad.

 

 

 

 

¡Prepara la piel para las fiestas!

Empezar con una exfoliación días antes de las fiestas para darle una suavidad extra y renovarla. Y aplicar un gel de ducha muy hidratante como el de argán de Kyrey. Pasadas las fiestas suelo repetir esta exfoliación.

¡Cuidados específicos!

Suelo incluir en mi rutina de belleza productos que recuperen la hidratación de mi piel y pelo para darles esa luminosidad natural que suelen perder con tanto trasnochar. Por ejemplo, los productos de la línea Oro Líquido con aceite de argán son ideales para este cuidado.

¡Mimos a tu melena!

Esta época es ideal para mimar la melena o bueno, para mimarnos en general porque entre fiesta y fiesta, solemos tener algunos días libres.

Una de mis rutinas favoritas para cuando tengo tiempo libre es aplicar algún sérum para el cabello como el de Argán de la línea Oro Líquido y dejarlo actuar unos 15-20 min antes de lavarlo. El cabello queda con un brillo excepcional.

Y, si lo aplicáis después de lavarlo, de medios a puntas, os recomiendo secarlo con secador, pues la textura que deja es ideal, con un brillo natural súper bonito a la vez que lo protege del calor.

Si surge una ocasión especial, lo reaplico también con el cabello seco, para darle ese brillo extra que te hace lucir pelazo dónde vayas, o para ayudar esos molestos nudos que se hacen por el roce de las bufandas y el viento.

 

 

¡No tanto calor, por favor!

Lo que más me cuesta, porque soy muy friolera, es no darme duchas con el agua exageradamente caliente, porque por un lado la calefacción reseca nuestra piel y por el otro, el agua caliente disuelve los aceites propios de la piel y el cabello y hace que se reseque más todavía.

 

¡Más aceites por favor!

Mi secreto mejor guardado ponerme un aceite como el Aceite Corporal Argán de Kyrey justo antes de salir de la ducha. La idea es hacerlo con la piel aun mojada para que puedas regarlo bien por todo el cuerpo y para que no quede apariencia grasosa en la piel. Esta rutina la hago siempre, pero en Navidad (y también en verano) es cuando más la disfruto porque le da un ‘glow’ a la piel justo cuando más lo necesitamos.

 

¡Vigila las manos!

Creo que de mi cuerpo, las manos es la parte que más sufre con el frío y las fiestas; se me resecan un montón, y  necesito mimarlas más de lo normal. Cada mañana y cada noche, aplico unas gotas de Aceite Corporal de Argán de la gama Oro Líquido mezclada con mi crema de manos favorita. Con esto consigo que se mantengan hidratadas durante más horas.

 

 

 

 

 

¿Estás lista para dar ese paso de hidratación máxima con estos consejos para cuidar  tu piel y cabello en Navidad? Son rutinas sencillas de hacer en casa para hacer que tu pelo y piel sufran lo menos posible en estas fechas tan frías.

 

 

 

 

POST ANTERIOR SIGUIENTE POST
Fer Russian (@rosaframbuesa)
Ir a su sitio web

POST RELACIONADOS
_ artículos Belleza
11 diciembre, 2017
Deslumbra en Navidad: cómo dar volumen al pelo en tres pasos
11 diciembre, 2017
Propiedades del carbón activado, el ingrediente de moda
11 diciembre, 2017
Rutina facial: la importancia de hidratar y desmaquillar