_ 29 julio, 2021

¿Sientes tu pelo apelmazado o ‘sin vida’? Quizás estás aplicándole demasiada hidratación y lo que necesita tu cabello son nutrientes. Descubre cómo tener un pelo bien nutrido.

 

¿Te has preguntado alguna vez por qué, a pesar de utilizar buenos champús y mascarillas, sigues teniendo un pelo apagado y sin brillo? Si es así, puede que tus rutinas de cuidado del cabello no sean las adecuadas. Sigue leyendo y toma nota.

 

 

Tratamiento de nutrición, todo lo que hay que saber

 

El cabello se nutre con proteínas y lípidos, que también aportan brillo, pero muchas veces, el uso de planchas, secadores, productos de coloración o tratamientos permanentes, hacen que nuestro cabello se resienta. Nuestra melena se vuelve porosa, quebradiza y áspera.

Los profesionales del cabello recomiendan usar mascarillas o productos capilares que contengan aceite de argán, manteca de karité o extracto de camelia, ya que nos ayudarán a cerrar la cutícula y mantener los nutrientes por más tiempo. En nuestra sección de perfumería encontrarás productos específicos que aportan su nutrición a base de miel, aceite de oliva, u otros aceites, como el de coco.

 

  • Extracto de karité: La sustancia mantecosa proveniente de este árbol sagrado de África occidental es muy conocido por sus agentes nutritivos. Tiene propiedades regenerantes y nutre en profundidad, devolviendo al cabello su belleza natural. Además, destaca por su excelente capacidad de penetración.
  • Aceite de argán: originario del desierto de Marruecos, este árbol concentra ácidos grasos esenciales que contribuyen a restaurar la capa hidrolipídica de la superficie del cabello y mantener su hidratación.
  • Extracto de camelia: el aceite que se obtiene de la camelia es ideal para suavizar la piel y reparar las grietas. Tiene un gran poder nutritivo, por su contenido en ácidos grasos insaturados y omega-3, lo que le permite recubrir muy bien la fibra del cabello.

 

 

¿Hidratar y nutrir o nutrir e hidratar?

 

 

Al contrario de lo que mucha gente piensa, nutrir e hidratar no son sinónimos. Igual que para alimentarnos necesitamos agua y nutrientes, nuestro pelo tiene las mismas necesidades. Lo importante es saber qué necesita en cada momento.

Un truco muy interesante es coger un pelo que se nos haya caído y dejarlo dentro de un vaso lleno de agua. Si después de 2-3 minutos sigue en la superficie, significa que es poco poroso, lo cual indica que la cutícula es casi impermeable y es complicado de hidratar, pero, a su vez, incorpora muy bien los nutrientes. En este caso, necesitaríamos hidratarlo.

 

 

 

Por su parte, si está en la mitad y su porosidad es media, necesitará hidratación diaria y nutrición una vez a la semana. Y si el cabello se ha ido al fondo, significa que es muy poroso, por lo que retiene mucha agua, quizá demasiada, y no capta nutrientes. En este caso, es importante un aporte extra e inmediato de hidratación y nutrición.

 

POST ANTERIOR SIGUIENTE POST

POST RELACIONADOS
_ artículos Cabello
29 julio, 2021
¿Cómo y cuándo usar el protector térmico de pelo?
Aunque durante el verano siempre solemos lucir el lado más salvaje de nuestra melena, una vez finalizados los meses más calurosos del año, siempre volvemos a recurrir a nuestros dos grandes aliados en cuestión capilar: la plancha y el secador.
29 julio, 2021
¿Por qué hay mayor caída de pelo en otoño?
¿Sientes que tienes mayor caída de pelo en otoño? ¡No te preocupes, es normal! Hoy te traemos las causas por las que el pelo se cae más en esta época del año.
29 julio, 2021
¿Cómo debo cepillar los dientes a mi bebé?
¿Cómo y cuándo es recomendable empezar con la higiene bucal de un bebé? Hoy te recomendamos con qué frecuencia, cómo y cuándo cepillar los dientes de un bebé.