_ 6 abril, 2020

La importancia de la hidratación durante la cuarentena cobra todavía mayor relevancia debido a la frecuencia en la que nos lavamos las manos, la cara… A continuación, te damos algunas recomendaciones para que tu piel no sufra.

 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), llevar una buena higiene de manos, lavándolas con frecuencia con agua y jabón, nos puede ayudar a prevenir el contagio por coronavirus. Pero, no siempre tenemos esta posibilidad. Es, en esos momentos, donde entran en juego los geles desinfectantes antibacterianos y virucidas, que cumplen una importante función. Pero, ¿cómo afecta a nuestras manos el uso frecuente de estos productos o el lavado de manos con agua y jabón más asiduamente?

Debemos tener en cuenta que los desinfectantes de manos sin agua, que contienen otros líquidos como alcohol, pueden servirnos para cuando estamos fuera de casa, por ejemplo, pero no cuando las manos estén visiblemente sucias. La OMS recomienda utilizar desinfectantes que contengan un 70% de etanol.

Sin embargo, el lavado frecuente de las manos con agua y jabón y el uso de geles hidro-alcohólicos puede pasarle factura a la piel de nuestras manos, dando lugar a deshidratación, escamación o, incluso, a la aparición de grietas en la piel. Las personas con la piel sensible pueden padecer irritación y sequedad de manos por el uso de los geles desinfectantes.

 

 

¿Por qué es importante hidratarse en estos días?

Algunos de los problemas dermatológicos que pueden aparecer por un lavado excesivo de las manos son:
  • Pérdida de los aceites naturales de la piel.
  • Perjuicio de la flora bacteriana cutánea.
  • Afeamiento del aspecto de la piel.
  • Posibilidad de sufrir alergias de contacto.

Para solucionar estos problemas, profesionales como los sanitarios que, por su trabajo, tienen que lavarse las manos constantemente, se aplican crema hidratante con bastante frecuencia. De esta manera, evitan la proliferación de patógenos que pueden colarse por pequeñas fisuras o heridas, favorecidos, además, porque la piel se deshidrata con mayor rapidez y puede llegar a resquebrajarse.

 

 

 

 
Debemos aplicarnos crema hidratante después de cada lavado de manos para evitar que se nos resequen y agrieten.

Si desaparecen los aceites naturales de la piel, el aire evapora el agua y la dermis se vuelve menos turgente y se puede romper con mayor frecuencia, perdiendo elasticidad. Además, una buena práctica puede ser ponerse crema en las manos antes de irnos a dormir.

Otra opción es hacernos nuestra propia mascarilla de manos casera para nutrirlas e hidratarlas: aplasta con un tenedor medio aguacate, que es rico en aceites y vitamina E, y añade unas cucharadas de miel. Extiende la mezcla en la cara superior de las manos y deja que la piel absorba los distintos componentes, durante 20 minutos. Después, aclara con agua templada.

La hidratación por dentro, llevando una dieta equilibrada y bebiendo dos litros de agua, también nos puede ayudar a tener una piel más tersa.

 

 

 

 

 

 

Tips para tener unas manos 10
  • Usa agua fría en vez de caliente para lavarte las manos.
  • Utiliza un jabón que respete el pH de la piel.
  • Sécate bien con una toalla y evita los secadores de aire.
  • Ponte crema hidratante varias veces al día.
  • Utiliza guantes de goma o látex para fregar o realizar trabajos de bricolaje o jardinería.
  • Todas las noches, antes de acostarte, aplícate crema hidratante con un pequeño masaje para estimular la circulación.
  • Evita exponer las manos al sol para que no te salgan manchas y, en su defecto, utiliza siempre factor solar.

 

 

Masaje de manos

Ahora que estamos en casa, igual, tenemos un poco más de tiempo para dedicar unos minutos a nuestras manos. Un momento ideal podría ser antes de irnos a dormir. Cuando nos apliquemos la crema hidratante, podemos aprovechar para realizarnos un pequeño masaje, siguiendo los siguientes pasos:

  1. Calentar primero las manos, frotándolas suavemente, ya que el calor facilita la absorción de la crema.
  2. Aplicar la crema hidratante sobre las palmas y frotar bien entre ellas, como si te estuvieras lavando las manos.
  3. A continuación, realiza el mismo gesto por el dorso de las manos, que es la parte más expuesta y sensible. Los movimientos deben ser como si nos estuviéramos poniendo unos guantes, masajeando cada dedo por separado, incidiendo con movimientos circulares en cada articulación.
  4. Finalmente, masajeamos cada mano con movimientos descendentes desde las uñas hasta las muñecas.

 

 

POST ANTERIOR SIGUIENTE POST

POST RELACIONADOS
_ artículos Belleza
6 abril, 2020
Protector solar facial durante la desescalada
6 abril, 2020
Cómo limpiar las brochas de maquillaje
Si quieres estar deslumbrante en cualquier evento, en cualquier celebración o, incluso, cada día, presta atención a una parte de tu maquillaje que esta temporada cobra protagonismo.
6 abril, 2020
Meditación Mindfulness en 5 ejercicios
Esta temporada, vas a conseguir atrapar con tu maquillaje cada rayo de luz y brillar desde primera hora de la mañana hasta que se ponga el sol.