_ 5 noviembre, 2018

Tener la piel grasa presenta muchas ventajas. Aunque no lo creas, ese exceso de sebo que presenta tu dermis le aporta un montón de cosas buenas.

Por ejemplo, la hace más resistente a los agentes externos y a los estragos del paso del tiempo. Es decir, tu piel tiene una menor tendencia a la oxidación y a la aparición de arrugas y líneas de expresión.

 

 

Naturalmente, los cutis grasos exigen algunos cuidados, tanto en el caso de las mujeres como en el de los hombres. El principal reto para cuidar de una piel así es mantener sus brillos bajo control. Del mismo modo, hay que prestar atención a la proliferación de imperfecciones, como poros dilatados u obstruidos. Para mimar las dermis grasas y que luzcan radiantes, existe una amplia gama de productos específicos. Presta atención y elige el que te convenga.

Para evitar brillos, te recomendamos que uses geles purificantes, como el de L'Oréal Skin Expert, con arcillas puras y extracto de eucalipto, que suponen la combinación idónea para mantener la piel limpia, fresca y mate. 

Para borrar las espinillas de la superficie de tu rostro, apuesta por Pure Active Intensive de Garnier. El envase de este producto limpiador incorpora un cepillo, con el que podrás exfoliar la epidermis mientras lo aplicas. Conseguirás desobstruir los poros y acabar con los puntos negros. 

 

 

Si te preocupan las impurezas que se acumulan en zonas concretas, como en la nariz, los pómulos o la barbilla, la mejor opción es Pure Active 3 en 1 de Garnier. Este producto purifica, exfolia y sirve como mascarilla. Ya lo dice su nombre: ¡3 en 1! Además, su fórmula con carbón consigue resultados visibles en solo cuatro semanas y reduce el sebo hasta en un 90%.

Para reducir imperfecciones, en cambio, tu mayor aliada es la gama Kyrey para pieles grasas. Su crema exfoliante está formulada con principios activos naturales, con extracto de jojoba y de bambú. Combínala con el fluido hidratante, porque una piel grasa también precisa de hidratación en su justa medida. 

Por último, sabrás que las pieles grasas, aunque parezca paradójico, también corren el riesgo de resecarse. Para calmar esa sensación de sequedad y nutrir en profundidad tu cutis, disfruta de la refrescante acción de la máscara de tejido Hydra Bomb de Garnier, cuyo poder hidratante equivale a una semana de uso regular de sérum.

 

 

 

Elige el tratamiento que mejor se adapte a las particularidades de tu piel grasa, mímala y presume de ella. Recuérdalo: ¡tienes una piel envidiable!

 

 

POST ANTERIOR SIGUIENTE POST

POST RELACIONADOS
_ artículos Belleza
5 noviembre, 2018
Cómo cuidar el pelo rizado: paso a paso para unos rizos sublimes en verano
5 noviembre, 2018
Factores de protección solar: conócelos
5 noviembre, 2018
Maquillaje para ojos marrones: tips y consejos paso a paso