_ 20 octubre, 2021

La llegada del otoño trae consigo el fin de la época estival y con ello, el adiós a la ropa veraniega, al calzado de verano, a los baños en el mar y a las largas horas de exposición al sol, entre otras actividades.

 

El final de las vacaciones trae consigo la vuelta a la rutina, pero, sobre todo, la vuelta a unos horarios más ordenados y a tener más tiempo para uno mismo. Es muy común que pasado el ajetreo de los meses que abarca el verano, empecemos a cuidar más de nuestro cuerpo y prestemos más atención a detalles que durante las vacaciones nos pasan desapercibidos como, por ejemplo, el cuidado de nuestra piel.

 

 

 

 

Que durante el verano nuestra piel se ve muy perjudicada por el cloro, el salitre y sol, es algo que todos conocemos, pero… ¿Sabías que la piel del talón es una de las zonas de nuestro cuerpo más afectadas? Aunque nos pasen desapercibidos, los talones sufren mucha sequedad durante el verano y, esta deshidratación, puede acabar provocando una grave alteración de la dermis a la que conocemos como talón agrietado. A continuación, te contamos qué lo provoca y cómo hidratar un talón agrietado.

 

 

 

Causas de los talones agrietados

 

 

El talón agrietado se ocasiona cuando esta parte de nuestro cuerpo está sometida a una sequedad extrema. Esta deshidratación da origen a grietas y durezas antiestéticas que, en los casos más graves, pueden llegar a ser muy dolorosas. ¿Quieres saber que causa un talón agrietado? Toma nota de ello.

 

  • Falta de hidratación: la piel de los talones es hasta veinte veces más gruesa que la del resto del cuerpo y de por sí, tiende a deshidratarse más que otras zonas en las que la piel es más fina y está más a la vista, por lo que tendemos a cuidarla más.
  • El salitre del mar: durante el verano es habitual que disfrutemos de muchas horas de playa. El salitre del mar es el principal causante de la deshidratación que sufre nuestro cuerpo en verano y es que su PH acaba por resecarnos mucho la piel.
  • Andar descalzo: en verano es habitual que, a causa del calor, pasemos mucho más tiempo descalzados. Esto, junto con las horas que disfrutamos en la playa, provocan que nuestros pies estén más en contacto con agentes externos como el suelo, las rocas o la arena de la playa, los cuales provocan que nos aparezcan durezas o callosidades más fácilmente que en otras épocas del año.

 

 

  • El agua caliente: las temperaturas más elevadas de nuestros baños o duchas, indistintamente de que estación se trate, resecan más nuestra dermis.
  • Malos hábitos de higiene: utilizar geles astringentes en determinadas zonas del cuerpo, la falta de limpieza en los pies y no exfoliar asiduamente el talón agrietado, son algunos malos hábitos que pueden provocar que esta zona se agriete.
  • Falta de agua: llevar una alimentación poco saludable y una dieta baja en líquidos pueden provocar una deshidratación del organismo y, por lo tanto, se puede producir una sequedad extrema en algunas partes de nuestro cuerpo.
  • Tratamientos médicos agresivos o diversas enfermedades: la mala circulación, diversas enfermedades sistémicas como, por ejemplo, la diabetes y algunos tratamientos médicos como la quimioterapia o la radiación, pueden provocar que nuestra piel se reseque mucho, especialmente, nuestros talones.

 

 

Cómo hidratar los talones agrietados

 

 

Si sufres de talón agrietado, lo ideal es tratar esta deshidratación a tiempo, ya que, si lo dejas pasar y no haces nada por revertirlo, se puede convertir en un problema mayor. Toma nota de las siguientes recomendaciones para hidratar unos talones agrietados.

 

  1. Evita el agua muy caliente: la temperatura ideal para que nuestra piel no se reseca oscila entre los 30 y 35 grados.
  2. Remueve frecuentemente la piel muerta de los talones con una piedra pómez o un raspador y aplica un exfoliante para pies, al menos una vez por semana.  
  3. Cura de hidratación nocturna: aplica una buena capa de crema para pies ultra hidrante cada noche y déjala actuar.
  4. Hidrata tu organismo: lo ideal, para mantener hidratado al organismo, es llevar una dieta equilibrada rica en frutas y verduras, pero también beber entre 1,5 y 2,5 litros de líquido diarios.
  5. Mantén la hidratación de los pies: en épocas de mucho calor, ten la precaución de hidratar tus pies a diario, tanto por el día como por la noche con una crema hidratante para pies.
  6. Utiliza un buen calzado y cámbialo con frecuencia: a la hora de elegir un buen zapato es importante optar por aquellos que ofrezcan a nuestros talones una buena sujeción y amortiguación. Si necesitas mayor amortiguación, puedes optar por utilizar plantillas sujeta zapatos .En la medida de lo posible, modera el uso de zapatos destalonados o sandalias, ya que al dejar el talón agrietado al descubierto, facilitan su deshidratación.
  7. Acude al podólogo: si tus talones presentan grietas muy profundas o bien, si percibes alguna secreción o sangrado. Esta situación puede darse en los casos más graves y nos indica, que las grietas producidas en nuestro talón agrietado están llegando a capas más profundas de la piel y estas pueden llegar a infectarse.

 

POST ANTERIOR SIGUIENTE POST

POST RELACIONADOS
_ artículos Belleza
20 octubre, 2021
Chitosán, ¿qué es?
¿Sabes qué es el Chitosán? En el post de hoy te contamos qué es y cuáles son las propiedades y beneficios de incluirlo en tu dieta. ¡No te lo pierdas!
20 octubre, 2021
¿Qué son los sulfatos en el champú?
¿Son perjudiciales los sulfatos del champú para el cabello? ¿En qué casos es recomendable utilizar una rutina de productos sin sulfatos ni parabenos?
20 octubre, 2021
Vitaminas para pelo y uñas
¿Funcionan las vitaminas para el pelo y uñas? ¿Cuándo es recomendable tomarlas? Te resolvemos estas y otras preguntas en el post. ¡Toma nota!