_ 7 junio, 2018

“No tengo tiempo”. “Me da mucha pereza”. “No soy tan meticuloso”. Chicos, ¿cuántas veces se emplean este tipo de excusas piadosas? Para cuidarse no es necesario invertir una hora entera cada mañana ante el espejo, basta con prestar atención a tres zonas bien diferenciadas y no permitir que ninguna de ellas se descontrole. Un peinado bien elaborado, un cutis limpio e hidratado y una barba adecuadamente recortada son claves para estar impecable. ¡Es cuestión de cuidarse!

 

 

 

 

 

CUTIS, es cuestión de hidratarse.

La piel del hombre acusa como la de cualquiera el paso del tiempo. Para que las líneas de expresión no añadan años a la mirada o al aspecto del cutis, conviene hidratar cada zona con productos específicos. La combinación ganadora debe incluir, al menos, un contorno de ojos, una antiarrugas y una crema de día con efecto 24 horas.

Dentro de la línea Kyrey for Men se encuentran estos tres productos, que están específicamente diseñados para mimar la piel masculina.

 

 

 

 

CABELLO, es cuestión de fijarse.

Una fijación óptima mantendrá a raya durante todo el día nuestro peinado.

Para un efecto mojado y una fijación extrafuerte, el gel es el mejor aliado, tanto si se distribuye el producto con los dedos como si se hace con peine.

En cambio, para un look con más movimiento, mejor escoger una espuma y aplicar con las manos una cantidad del tamaño de una nuez. Para marcar bien los mechones y dar dimensión al peinado, nada mejor que la cera.

Dentro de la gama de fijación de Kyrey están incluidos todos estos productos, para evitar dudas a la hora de incluirlos en la cesta de la compra.

 

 

 

BARBA, es cuestión de definirse.

¿Una barba cuyos contornos no estén definidos? ¡Jamás! Con cuchilla y espuma de afeitar conviene dibujar bien los límites de la barba en mentón, cuello y mejillas.

Para un plus de atractivo, son imprescindibles los productos Lea, auténticos referentes en el mundo de la barbería. Para hidratar la barba, es idóneo su sérum, por ejemplo.

 

 

Con estas pautas tan sencillas, queda claro, chicos, que a la hora de cuidarse la cuestión es... ¡Decidirse a hacerlo!

 

 

 

POST ANTERIOR SIGUIENTE POST

POST RELACIONADOS
_ artículos Hombre
7 junio, 2018
Doble maquillaje: de día y de noche, la Navidad brilla.
7 junio, 2018
Pieles grasas bajo control
7 junio, 2018
PIEL CON PIEL: baños compartidos