_ 13 noviembre, 2023

En este post encontrarás todo lo que necesitas saber sobre el baking maquillaje, qué es, para qué sirve y cómo puedes aplicártelo paso a paso en casa.

 

 

Qué es el baking  de maquillaje

 

 

 

Su traducción literal del inglés es hornear, también conocido como ‘cocinar’. El baking makeup es una técnica de maquillaje utilizada, originalmente, para Drag Queen, pero que ahora se ha ido popularizando por celebrities y maquilladores. Consiste en difuminar y eliminar visiblemente ‘imperfecciones’ como arrugas, líneas de expresión, ojeras o manchas, a través del uso de corrector y polvos traslucidos concentrados, para que la piel se vea completamente lisa y uniforme.

 

 

¿Para qué sirve?

 

 

El maquillaje baking es ideal para pieles grasas y mixtas, ya que consigue mantener a raya los brillos y matizar la piel. Además, es una técnica perfecta para disimular los poros dilatados, un problema habitual de la piel grasa y mixta que, con la edad, se acentúa, por la pérdida de colágeno y elastina. Esta técnica ofrece un acabado liso y mate que minimizará los brillos a las pieles grasas. 

No importa que tengas granitos, rojeces o manchas, con la técnica del baking conseguirás tener un rostro como un lienzo. Sin embargo, esta técnica no estaría tan recomendada para pieles secas porque podría quedar la piel demasiado apagada, poco tersa.

 

 

Técnica del baking maquillaje

 

 

 

El objetivo del maquillaje baking es conseguir una cobertura alta para cubrir cualquier imperfección del rostro, con un acabado impecable. Para crear esta técnica necesitarás crema hidratante, base, corrector, polvos traslucidos y una brocha. Los polvos traslúcidos consiguen absorber la grasa, dándole a la piel ese aspecto radiante. Pero dependerá de la cantidad de polvos que la piel sea capaz de retener, por eso hay que dejarlos actuar como mínimo 10 minutos. Hay que asegurarse de retirar el exceso para evitar que el rostro quede demasiado blanco, algo que puede ser visible, por ejemplo, en las fotografías.

Por otra parte, es una técnica que necesita su tiempo, así que no te recomendamos ponerla en práctica cuando vayas con prisas. Y, como usa bastante corrector, además de los polvos traslúcidos, tampoco es un maquillaje aconsejado para usar a diario, porque la piel no respira. Pero es una técnica ideal para ocasiones especiales, en las que quieras lucir una piel radiante y perfecta.

 

 

Baking maquillaje paso a paso

 

 

Paso 1. Hidratación

Lo primero que debemos hacer es aplicar crema hidratante, especialmente en la zona del contorno de ojos, ya que es uno de los puntos donde más arruguitas y manchas se forman. Usa una crema adecuada para tu tipo de piel, e incluso, un aceite facial.

 

Paso 2. Aplicación de base

Ahora aplica una base de maquillaje fluida por todo el rostro, tal y como lo harías normalmente. Elige los que tengan una fórmula ligera, que se deslice fácilmente y de larga duración. Utiliza una brocha o esponja para extenderla por todo el rostro, y conseguir un acabado más profesional.

 

Paso 3.  Aplicación de corrector

Aquí es donde comienza el proceso característico del baking, para eso, aplica corrector en todas las zonas que te interese disimular ‘imperfecciones’, como debajo de los ojos para disimular las ojeras, cualquier granito, marca o mancha que tenga tu piel. Debes aplicarlo en las zonas del rostro en las que da la luz natural. Normalmente son la frente, la parte alta de los pómulos, el puente de la nariz y el mentón. Elige un corrector de un tono más claro que tu color de piel.  Para un acabado más perfecto, extiéndelo con ayuda de una brocha o una esponja hasta que quede perfectamente integrado con el resto de tu piel.

Paso 4. Aplicación de polvos traslúcidos

Ahora vamos a aplicar una capa gruesa de polvos translúcidos en los mismos puntos donde hemos aplicado previamente el corrector (contorno de los ojos, sienes, parte alta del pómulo…), pero a diferencia de otras técnicas, no los expandiremos o difuminaremos, sino que los dejaremos actuar tal cual los hemos aplicado, durante aproximadamente 10 o 15 minutos. El calor de tu piel hará que los polvos y el corrector se integren haciendo las veces de ‘relleno’ que cubrirá las imperfecciones del rostro. Es importante que elijas unos polvos traslúcidos transparentes y suaves, que puedas retirar luego fácilmente. Puedes aplicarlos también en la frente, pero evita hacerlo en zonas con muchas arrugas, porque se marcarán más.

 

Paso 5. Retira el exceso de maquillaje

Una vez hayan transcurrido los 10 o 15 minutos, retira el exceso de polvos con ayuda de una brocha gruesa para que el resultado se vea lo más natural posible. 

 

 

POST ANTERIOR SIGUIENTE POST

POST RELACIONADOS
_ artículos Maquillaje
19 junio, 2024
Bello Consejo #10 - Tendencia GLOW | Bellos Consejos 💁‍♀️💋
Sandra, nuestra vendedora de belleza, te da los consejos clave para disfrutar de este verano con tu protector solar ideal.
17 junio, 2024
Beneficios y propiedades del aloe vera en la pie
Descubre los beneficios y propiedades que el aloe vera ofrece para el cuidado de la piel. Te contamos los productos que llevan aloe vera entre sus ingredientes.
10 junio, 2024
Beneficios de hair plopping
En este artículo te contamos en qué consiste el método plopping, cómo se hace y cuáles son los beneficios de esta técnica. ¡No te lo pierdas!