_ 5 marzo, 2020

 

Las pestañas infinitas son uno de los ‘must have’ de la temporada. Existen en el mercado infinidad de máscaras de pestañas que potencian este efecto, pero si queremos conseguir un efecto más natural, existen técnicas para rizar las pestañas en casa y que tu mirada quede espectacular sin apenas maquillarte.

 

El rizado de pestañas suele hacerse por varios motivos. El primero, es para abrir la mirada cuando no quieres maquillarte mucho, otra razón es usarlo como base antes de aplicarse la máscara de pestañas y, por otra parte, también nos puede servir para realzar el nacimiento del pelo antes de ponemos pestañas postizas.

 

 

 

 

Rizar las pestañas con rizador

Al contrario de lo que mucha gente piensa, es imprescindible que las pestañas estén limpias antes de usar el rizador. Después, utiliza el secador para calentar un poco la almohadilla y, poniéndolo lo más cercano posible a la raíz, ciérralo durante unos segundos. Cuando dejes de presionar, abre el rizador ligeramente antes de retirarlo para evitar tirones.

Lo más importante es no apretar en exceso ni más tiempo del indicado.

Otro de los trucos que mejor funcionan para conseguir una curvatura más abierta, es rizar en dos puntos, uno en la zona base de las pestañas, y otra, llegando ya a las puntas.

 

El truco de última hora: la cuchara

A muchas mujeres no les gusta el rizador de pestañas porque piensan que abusar de él puede dañarlas, es por eso que optan por la cuchara. Ésta permite un acabado mucho más redondeado que con el rizador. Veámoslo paso a paso:

  1. Elige una cucharita pequeña, de café o té, para que encaje bien sobre tu ojo.
  2. Caliéntala bajo el chorro de agua caliente para que, al contacto con las pestañas, tenga un “efecto plancha” que ayude con el rizado.
  3. Mantén la cucharita sobre el párpado de forma horizontal y alinea su borde con la línea de tus pestañas superiores. La parte inferior de la cucharita deberá estar en contra del párpado y la curvatura, hacia afuera.
  4. Presiona las pestañas sobre la cucharita y aguántalas durante 30 segundos. Puedes alargar el tiempo si quieres una curva más definida. Repite luego el proceso con la otra pestaña.
  5. Fija la pestaña con máscara negra o transparente para que el rizado se mantenga más tiempo y ¡listo!

 

 

 

 

 

POST ANTERIOR SIGUIENTE POST

POST RELACIONADOS
_ artículos Belleza
5 marzo, 2020
Qué corte de pelo me favorece más: Guía de ayuda
5 marzo, 2020
¿Cómo abrir los poros y lucir una piel más limpia?
5 marzo, 2020
Colorete en crema: cómo aplicarlo y conseguir una piel perfecta