_ 27 septiembre, 2017

Arranca la nueva estación y llega el momento de recuperar esas costumbres que, hay que reconocerlo, se habían quedado aparcadas estos últimos meses.

La base de un cuidado personal óptimo es una hidratación completa, de pies a cabeza. Por eso, tras una buena ducha, las mascarillas capilares o faciales y las hidratantes corporales son tus mayores aliadas. Aplicarlas no es nada difícil y si incorporas estos sencillos gestos a tu rutina matutina, vas a conseguir resultados brillantes. ¡Serás la primera en darte cuenta! 

 

 

¡Menuda melena! 

Para rehidratar tu cabello, no hay nada mejor que una buena mascarilla. Pero, ¿sabes aplicarla debidamente? Después de utilizar el champú, aclara el cabello, retira el exceso de agua y aplica la mascarilla desde la mitad del cabello hasta las puntas.

Conviene dejarla actuar entre tres y cinco minutos aproximadamente y aclarar después con abundante agua. Si te acostumbras a utilizar la mascarilla una vez a la semana, enseguida notarás que los efectos nocivos del día a día desaparecen de tu melena. 

 

 

 

¡Qué piel!

Cuando notes que tu piel está sedienta, nada mejor que mimarla con una dosis diaria de pura hidratación. Cuando salgas de la ducha, aplica tu leche corporal predilecta con movimientos envolventes para favorecer la circulación y haz hincapié en las zonas difíciles, esas de las que siempre nos olvidamos: codos, rodillas y pies. 

 

 

¡Vaya cutis!

Utiliza regularmente una mascarilla facial específica: que proteja, que nutra, que prevenga la deshidratación... Elige la que se adapte a tus necesidades, las hay incluso con efecto 2 en 1. Para aplicarla, limpia primero tu cutis y ponte después la mascarilla con las yemas de los dedos, con toquecitos sutiles. Aplica la cantidad justa, sin excesos y evita que el producto entre en contacto con los labios y los ojos. Déjalo actuar durante unos 15 minutos aproximadamente y retíralo con algodón o una toalla húmeda. Para una hidratación extra, remata la rutina con tu crema favorita.

 

 

¿Ves qué sencillo?

Solo precisas algo de determinación para volver a incluir estos recomendables hábitos en tu día a día.

 

 

POST ANTERIOR SIGUIENTE POST

POST RELACIONADOS
_ artículos Belleza
27 septiembre, 2017
Rutina facial: la importancia de hidratar y desmaquillar
27 septiembre, 2017
Cómo cuidar el pelo rizado: paso a paso para unos rizos sublimes en verano
27 septiembre, 2017
Factores de protección solar: conócelos